Cómo decorar con cojines

Cómo decorar con cojines

Los cojines son complementos indispensables para poner el toque final en la decoración de cualquier ambiente, ya sea la sala, el dormitorio o el cuarto de los niños.

Nos ayudan a reforzar un estilo de vida determinado, al incluir cojines lisos o estampados rompermos el equilibrio de una decoración monocromática, animar asientos y camas y, por supuesto, darle un aire nuevo a la habitación sin realizar un gran esfuerzo.

Aunque no hay una forma específica de colocarlos te ofrecemos esta ‘fórmula’, un pequeño trucos que hace la diferencia…

Al aplicar la fórmula 3-2-1 o 2-2-1 en tu cama obtienes resultados perfectos.

Esto es: 2 o 3 almohadas de respaldo, más grandes que las demás (2 si tu cama es matrimonial o queen, 3 si es king size) + 2 cojines o almohadas más pequeñas (aquí puedes jugar con el color en contraste o un estampado) + 1 pequeña como acento (juega con la textura o con un estampado que combine con las demás).

Tu Resultado se puede ser el siguiente:

La siguiente fórmula la puedes aplicar y extender, aquí tiene una combinación 2-2-2-1 que igual funciona porque combina estampados + color en tonos neutros:

Toma nota cómo un par de los cojines sigue los colores en tonos ambar/dorado de la habitación, mientras que el cojín estampado al centro rompe este patrón dando un toque divertido a la decoración.

Cuando tienes un sofá seccional o en escuadra, asegúrate de usar las esquinas para los cojines. Aquí combinaciones de 2 son mejor, pero que formen un conjunto entre todos, a través del tamaño, la textura/estampado y el color.